Sin salud visual no es posible un desarrollo sostenible

Me llamo Mª Jesus Aparicio Hernández-Lastras, soy oftalmóloga y voluntaria en  proyectos de cooperación que trabajan por la salud ocular. Aunque he colaborado con diferentes ONGs, mi labor principal se ha desarrollado con Medicus Mundi Castilla La Mancha, en la actualidad Medicus Mundi Sur.

 

El regresó al mundo de los colores

Tengo muchas historias bonitas, de esas que te llegan al corazón. Vivencias y recuerdos que  se quedan ocupando esos rincones amables de nuestra vida.

Un día llegó a nuestra consulta una niña asustada, de carita sucia y despeinada, agarrada firmemente a la mano de su padre, un hombre de aspecto muy humilde y de edad indefinida; estaba ciega de ambos ojos.  Según relataba el padre, se paró de repente en mitad del campo, llorando por que no podía volver , no veía. Nos preparamos todos para la cirugía  y le operamos las cataratas de ambos ojos.  Todo fue bien y  regresó al mundo de los colores, que en África son espectaculares.  Al año siguiente cuál fue nuestra sorpresa cuando la vimos llegar. Venía muy linda, como una princesita , peinada y limpia y esta vez era ella quien  llevaba de la mano a su padre ciego.  Le operamos también y con enorme alegría   los vimos partir agradecidos. Me sentí plena y sobre todo muy afortunada por poder hacer lo que hacía.

Quería contar esta historia a propósito de  el Día  Mundial  de la Visión que se celebra el este 14 de octubre, como cada segundo jueves de ese mes desde el año 2000  para visibilizar y concienciar sobre la discapacidad visual y la ceguera como grandes problemas de salud pública

Empezó mi colaboración en el año 2005, hecho que marcó un antes y después en mi vida. Mi labor (y la de los compañeros que han colaborado como voluntarios  a lo largo de estos años) consiste fundamentalmente en realizar cirugía de cataratas  a pacientes  con ceguera (agudeza visual AV  menor de 0,05)  o discapacidad visual grave (AV menor de 0,01), hacer revisiones oftalmológicas en consulta  y hacer docencia  a los profesionales locales que nos acompañan en cada campaña.

La mayoría de mi trabajo como voluntaria se ha desarrollado en Burkina Faso, aunque también he trabajado en otros países  como Etiopía con la ONG Proyecto Visión, en India con Solidaridade Galega  y Azul en Acción, y en Senegal con Azul en Acción.

Para mi Burkina Faso es como el primer amor.

De todos los lugares me he llevado historias bonitas,  asombrosas y tristes , he aprendido a nivel personal y profesional , cada una de las ONG tienen sus propia forma de trabajar  y hacer las cosas.  He de reconocer que para mi Burkina Faso es como el primer amor.

En el momento actual, después de muchos años de colaboración (desde 1994)  Medicus Mundi ha pasado el testigo a los profesionales burkinabes y ellos son los que, con nuestra colaboración a distancia, llevan a cabo las sucesivas campañas oftalmológicas quirúrgicas. Ese es un logro  y motivo de orgullo par Medicus mundi y todas las personas que de un modo u otro han trabajado para que esta realidad fuese posible.

La primera causa de ceguera en el mundo son las cataratas (47,8%), seguido por el glaucoma  (12,3%) y las opacidades de la córnea . Los países en vías de desarrollo representan el  90% de la población afectada por la ceguera  en el mundo, y alrededor  del 80% de los casos de ceguera es evitable o susceptible de tratamiento.  A pesar de los esfuerzos de organismos como  la IAPB y la OMS en la lucha contra la ceguera, en el momento actual hay 285 millones de discapacitados visuales  y 39 millones de ciegos (datos ofrecidos por la OMS),  constituyendo factores de riesgo la edad, el género y la condición socioeconómica.

¿Qué ha pasado en África en tiempos del coronavirus?

En el 2020 no se pudo viajar ni por tanto hacer campañas oftalmológicas, que aunque constituyen una parte pequeña de todo el trabajo que hay que realizar para la lucha contra la ceguera, en muchos lugares ,  es la única posibilidad de acceder a la cirugía.

Desafortunadamente, como muy bien dice el periodista experto en África  José Naranjo, al aumentar la pobreza, han aumentado otras enfermedades porque se han  dejado de atender  y se han dejado de hacer campañas de salud como son las de vacunación, etc.

Y para agravar las cosas además han disminuido  los fondos destinados a las ayudas.  Pero hay que seguir trabajando,  desde todos los ámbitos, para eliminar la ceguera evitable y la discapacidad visual.  Sin salud visual no es posible un desarrollo sostenible. Hay una frase, que escuche no sé a quien y que decía“La lucha contra la ceguera es la lucha contra la pobreza“. ¡Qué gran verdad!

Me gustaría terminar dando las gracias a todas las ONGs que trabajan en la lucha contra la ceguera, por su esfuerzo duro y en circunstancias a menudo muy difíciles,  y  en particular  quiero agradecer a Medicus Mundi que me haya permitido crecer como persona haciendo realidad un sueño de la infancia,  ir a Africa para ayudar.

 

3 Comentarios
  • Magnífica expresión de tantos años de ejercicio voluntario por mejorar la calidad de vida de las personas que viven en la pobreza. Y devolver la luz y la alegría a tantos.
    Un ejemplo.

  • Magnífica expresión de tantos años de ejercicio voluntario por mejorar la calidad de vida de las personas que viven en la pobreza extrema, y para devolver la luz y la alegría a tantos….
    Un ejemplo.

  • Muy agradecida a La doctora Aparicio
    Es una gran doctora .Le doy las gracias por tratar con tanto cariño y tanta paciencia a toda mi familia y por esa gran labor que hace en África.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Por favor, rellena los campos obligatorios (*)