Una empresa solidaria

se define por:

 

  • Su compromiso activo  con la resolución de los retos y problemas de la sociedad.
  • Su diferenciación con  la competencia  por llevar a la práctica unos valores positivos que el consumidor valora.
  • Posee una  imagen  de su empresa enriquecida con valores solidarios.
  • Su base social: trabajadores, proveedores y clientes  se sienten motivados y  partícipes de un proyecto de ayuda a los más desfavorecidos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR